El método 2017-12-14T17:00:42+00:00

Que es Allen Carr

Cada año los centros Allen Carr´s Easyway para dejar de fumar curan a más de 50,000 fumadores.

La mayoría de los clientes que asisten a Allen Carr´s Easyway se encuentran tan contentos que ellos son los que hacen una recomendación personal a amigos, colegas y miembros de su familia para que dejen de fumar mediante el método Allen Carr´s Easyway.

Nuestros centros para dejar de fumar también tienen una cartera de clientes corporativos internacional cada vez mayor que utilizan nuestros servicios. Ofrecemos seminarios para dejar de fumar tanto en nuestro centro como en las instalaciones del cliente y nos adaptamos a las necesidades específicas que pudieran tener nuestros clientes corporativos. Allen Carr, un ejemplo de vida

Las empresas se benefician de nuestros programas para dejar de fumar de muchas maneras, no solo por los costos asociados de tener fumadores en la empresa sino a través de tener empleados más felices y saludables.

Método de Allen Carr Easyway también se ha aplicado para abordar otros problemas como el alcohol, el peso y el miedo a volar. ¿Deseas dejar de fumar?

Consiste en una sesión de 6 horas donde a través de una combinación de psicoterapia y terapia de relajación nuestros pacientes salen siendo felices No-Fumadores, el tratamiento ofrece 2 terapias más de refuerzo para los fumadores que lo necesitan, así como apoyo telefónico.

El método funciona para todos los fumadores sin importar cuántos años llevan fumando o la cantidad de cigarros que fumen.  El objetivo del curso no sólo es que los fumadores dejen de fumar sino lo que es mucho más importante: que no se pasen el resto de su vida sufriendo por un cigarro.

Al eliminar la dependencia psicológica los fumadores salen de la clínica sin ganas de fumar y completamente convencidos de que no están haciendo un sacrificio. A diferencia de otros métodos para dejar de fumar los fumadores no sufren al dejar el cigarro sino que se sienten felices y liberados.

No se utilizan pastillas ni medicamentos, ni parches o chicles de nicotina, ni láser, ni acupuntura, ni otros trucos por lo que no hay efectos secundarios. Este método tiene el porcentaje de éxito para dejar de fumar más alto verificado por estudios científicos internacionales y es entre 6 y 10 veces más efectivo que cualquier otro método.

No se habla de los daños que provoca el cigarro ni se pasan fotografías espantosas. La terapia se concentra en explicarles por qué a pesar de que saben que es malo siguen fumando y por qué en ocasiones anteriores han encontrado tan difícil dejar de fumar.

Durante el curso los fumadores pueden fumar hasta que el terapeuta les pide que fumen su último cigarro, cuando llegamos a este momento la mayoría de los fumadores ya no quieren prender ese cigarro.

Consiste en una sesión de 6 horas donde a través de una combinación de psicoterapia y terapia de relajación nuestros pacientes salen siendo felices No-Fumadores, el tratamiento ofrece 2 terapias más de refuerzo para los fumadores que lo necesitan, así como apoyo telefónico.

El método funciona para todos los fumadores sin importar cuántos años llevan fumando o la cantidad de cigarros que fumen.  El objetivo del curso no sólo es que los fumadores dejen de fumar sino lo que es mucho más importante: que no se pasen el resto de su vida sufriendo por un cigarro.

Al eliminar la dependencia psicológica los fumadores salen de la clínica sin ganas de fumar y completamente convencidos de que no están haciendo un sacrificio. A diferencia de otros métodos para dejar de fumar los fumadores no sufren al dejar el cigarro sino que se sienten felices y liberados.

No se utilizan pastillas ni medicamentos, ni parches o chicles de nicotina, ni láser, ni acupuntura, ni otros trucos por lo que no hay efectos secundarios. Este método tiene el porcentaje de éxito para dejar de fumar más alto verificado por estudios científicos internacionales y es entre 6 y 10 veces más efectivo que cualquier otro método.

No se habla de los daños que provoca el cigarro ni se pasan fotografías espantosas. La terapia se concentra en explicarles por qué a pesar de que saben que es malo siguen fumando y por qué en ocasiones anteriores han encontrado tan difícil dejar de fumar.

Durante el curso los fumadores pueden fumar hasta que el terapeuta les pide que fumen su último cigarro, cuando llegamos a este momento la mayoría de los fumadores ya no quieren prender ese cigarro.

En 1983 Allen Carr abrió su primera clínica en Londres. En poco tiempo el éxito de su método para dejar de fumar se empezó a dar a conocer en todo el mundo.

La organización de Allen Carr cuenta actualmente con más de 150 clínicas en más de 45 países. La fama de la organización se ha expandido durante los últimos 25 años gracias a las recomendaciones de felices ex-fumadores.

En 1999 Allen Carr fue invitado para dar una conferencia acerca del tabaco en la Organización Mundial de la Salud. Él es la única persona, sin título médico, en haber recibido este honor. ¡Es difícil de imaginar! Pero esto es precisamente lo que Allen Carr descubrió en 1983, quien fue un fumador empedernido durante 33 años.

Allen Carr se convirtió en un contador calificado en 1958. Tuvo éxito en su profesión, pero su adicción de cien cigarrillos por día lo conducía a la desesperación.  En 1983 tras innumerables intentos fallidos para dejar el cigarro con el método de fuerza de voluntad, finalmente descubrió lo que el mundo había estado esperando: la manera fácil de dejar de fumar.

Somos el único método* que ofrece una garantía de 100% devolución de dinero. Esto sólo lo puede hacer un método que está seguro de sus resultados.

2%

Fuerza de voluntad

5%

Ayuda telefónica

8%

Chicles de nicotina

9%

Parches de nicotina

13%

Wellbutrin

50%

Allen Carr Clínica

*(Hasta el momento de la publicación no conocemos de otros métodos que la ofrezcan)